En debate en el Concejo de Bogotá se encuentra el Proyecto de Acuerdo que busca reducir el desperdicio de alimentos en la ciudad. Anualmente 1.3 toneladas se están botando, es por esto que se busca aprovecharlas para combatir la hambruna y generar conciencia a los ciudadanos sobre el consumo responsable.

Algunos comerciantes desde sus cocinas tienen planes para desperdiciar lo menos posible.

Esteban Castro, comerciante, nos cuenta qué hace él para evitar botar la comida: "Acá en el restaurante tratamos de darle el mayor aprovechamiento a la materia prima, ya los residuos que no podemos controlar los manejamos mediante una empresa que viene y recoge los desechos, nosotros separamos orgánicos e inorgánicos y ya, se lo dejamos a disposición de la empresa".

Sin embargo, otros no aprovechan de esta manera los alimentos, es por esto que desde el Concejo se busca, desde dos puntos, combatir estas pérdidas para que puedan ser aprovechadas por otras personas.

Diego Molano, concejal de Bogotá, afirmó que con el proyecto se busca "que los restaurantes no desperdicien comida sino por el contrario, a partir de una red de organizaciones no gubernamentales, que estas sean aprovechadas y puedan dar esa comida a miles de grupos de personas que hoy sufren hambre".

Además, se busca sobresaltar el trabajo de los que sí cumplen con este mecanismo de no desperdicio.

"Se quiere generar una conciencia con un certificado de Cero Desperdicios, eso implica a restaurantes, a industrias de alimentos a que tengan cero desperdicios y más bien esos alimentos puedan ser aprovechados por la ciudad", aseguró Molano.

Esta iniciativa, según el Concejo no sólo va enfocada a beneficios humanitarios, sino a la responsabilidad de proteger los recursos naturales y el medio ambiente.

Por: Diana Alvarado