El pulso de las Naciones Unidas con el Gobierno se ha intensificado en las ultimas horas. Ahora por un comunicado del movimiento Defendamos la Paz que rechaza los ataques y criticas contra la ONU hechas por el uribismo.

Después del informe de las Naciones Unidas en el que expresan su preocupación por la implementación de los acuerdos y señalan al Gobierno de no brindar seguridad a los desmovilizados y a los excombatientes, el Gobierno lanzó duras criticas a la ONU.

Uribe le pidió a la ONU que respeten, que el Gobierno de Duque es un gobierno decente. Emilio Archila, el alto consejero para la Estabilización, los tildó de mentirosos y Francisco Barbosa, el alto consejero para las Derechos Humanos, afirmó que los verificadores de la ONU ni siquiera conocen Colombia.

Ante esto, el movimiento de Defendamos la Paz aclaró en el comunicado que reconoce y aprecia el inmenso respaldo que esta organización mundial ha brindado a los diálogos e implementación de los acuerdos y que ahora, más que nunca, necesitan de su apoyo para defender lo pactado.

Uribismo tendría plan B para acabar con la JEP

Aunque el presidente Duque tuvo que sancionar la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz, porque así lo decidió la Corte Constitucional, el Centro Democrático seguirá dando la pelea.

El expresidente Uribe buscará acabar la JEP y sustituirla por una sala especializada en la Corte Suprema de Justicia, porque para ellos, seguirá siendo un absurdo depender de la JEP en los próximos 20 años viendo cómo se premia la impunidad.

En los próximos días el Centro Democrático va a revisar con detenimiento esta propuesta para presentarla después del 20 de julio.

Todo parece indicar que esta segunda mitad de año estará marcada también por otra batalla contra la JEP.

Tensión entre la Corte Constitucional y el presidente Iván Duque

Hay bastante sensibilidad entre la Corte Constitucional y el Gobierno con el tema de los magistrados y la terna para elegir al nuevo fiscal. La Corte parece que se va a tomar su tiempo, y varios dicen que no van a aceptar ninguna presión del Gobierno.

El hecho de que Duque dijera que no iba a presentar la terna hasta que todos los magistrados estuvieran escogidos, parece que no cayó nada bien en la Corte Constitucional.

Algunos magistrados dicen que el ejecutivo no tiene por qué ponerles plazos ni condiciones para que cumplan sus funciones.

Ayer se escogieron dos magistrados: uno de la sala de instrucción, y el reemplazo de Gustavo Malo, pero todavía faltan 5 definitivos.

Por: Laura Anzola