Pussy Riot, discurso en Bogotá
Pussy Riot durante su presentación en Rock al Parque 2018

Una mujer lleva dos años en la cárcel por una causa inofensiva: la descubrieron hablando de política en un McDonalds de Rusia. Es Anya Pavlikova, y su nombre retumbó este domingo en el show de Pussy Riot, una de las presentaciones más disruptivas de la historia de Rock al Parque en Bogotá.

La banda rusa Pussy Riot llegó al segundo día del festival con un controvertido show que no dejó indiferente a nadie. Sus integrantes también estuvieron presas por causas relacionadas con el activismo político en Rusia.

Ataviadas con pasamontañas reflectivos y peculiares bailes, Pussy Riot desplegó una descarga de beats atravesada por discursos políticos de Nadia Toloknó, su vocalista y líder. Canal Capital extrajo algunos apartes de lo dicho en tarima, en una presentación que incluyó reivindicaciones a favor del aborto y la inclusión de comunidades LGBTI, así como el rechazo a la represión política de Putin en Rusia, la no separación entre Iglesia y Estado, entre otros.

Miles de personas observaron este show con total atención.

El discurso de Pussy Riot

"¡El poder pertenece a quienes no lo tienen!"PussyRiot no slolo es una banda de punk, también viene cargada de mensajes políticos que pusieron a pensar a todo el público que se gozó su presentación en #RockAlParque

Posted by Canal Capital on Monday, August 20, 2018

Pussy Riot plantea que se debe perder el miedo a través de la diversión, quizá el rasgo más distintivo del género punk.

A pesar de ello, la presentación de las rusas fue ampliamente cuestionada en Bogotá por puristas de este género, al carecer de la estridencia y ferocidad habituales. Pussy Riot realizó un show con grandes movimientos aeróbicos y beats electrónicos suaves, empaquetados en una propuesta estética que traslucía belleza y sofisticación rebelde. Es decir, todo lo contrario al punk tradicional.

¿Por qué hacen canciones tan infantiles en medio de un tenebroso clima político que parece rodearlas todo el tiempo?

Para el gobierno ruso, las Pussy Riot y todo el movimiento que las envuelve son consideradas como “extremistas”. Incluso han llegado a ser acusadas de complotar contra la vida de Vladimir Puttin, el mandatario tenido como un héroe antiimperialista en occidente.

En agosto de 2012, tres miembros de Pussy Riot fueron condenadas a dos años de prisión tras un performance en el que asaltaban encapuchadas la icónica Catedral de Cristo Salvador de Moscú. Según explicaron, el performance buscaba “pedirle a la Madre de Dios que alejara a Vladimir Putin de la presidencia de Rusia”. El hecho levantó una dilatada ampolla en la conservadora opinión pública del país oriental, donde el cristianismo ortodoxo ha recuperado su lugar bajo la protección del Estado, y las minorías LGBTI son perseguidas todo el tiempo.

Precisamente, Nadia Toloknó también volvió a este tema durante los discursos que servían para encadenar sus canciones en Rock al Parque 2018. Pidió a la Policía que “ayude” a la comunidad LGBTI a que no sean golpeados”. En ese momento, tras desaparecer las encapuchadas, la tarima del festival se llenó de trans ataviados con prendas contestatarias. Eran House of Tupamaras,  un colectivo que apareció en escena como uno de los invitados de honor de Pussy Riot pare reivindicar descarnadamente a la comunidad LGBTI

House of Tupamaras en el show de Pussy Riot – R.A.P. 2018

El enorme show de Pussy Riot también tuvo presencia colombiana. ¡Esto es House of Tupamaras, reivindicación LGBTI en Rock al Parque 2018!

Posted by Canal Capital on Monday, August 20, 2018

 

Pussy Riot se consagró ante un público respetuoso y también hostil. Se trata de uno de los actos más irreverentes de un festival que nació hace 24 años para darle voz a los discursos más jóvenes y rebeldes. Sin duda, una presentación que se seguirá recordando por su significado.