Ante la crisis política que generó la decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, de no extraditar y solicitar la libertad inmediata de Jesús Santrich, algunos sectores políticos han insinuado la propuesta de una Asamblea Nacional Constituyente, para detener el choque de trenes entre las ramas del poder generado en los últimos días.

Algunos senadores del Centro Democrático, por ejemplo, han insistido en esta propuesta. En declaraciones a los medios, Ernesto Macías,  presidente del Senado, señaló que él ya había planteado la figura de la constituyente, para una reforma a la Justicia y una reforma Política, y que por esta razón fue “ampliamente criticado”.

Según Macías, su propuesta en este momento es válida debido a que para “todos estos hechos de los magistrados en el cartel de la toga y la decisión de la JEP sobre Santrich, se necesita una Constituyente”.

Pero ¿qué es una Constituyente?

Una constituyente definiría un nuevo orden político y judicial para el país, asimismo se considera una hoja de ruta para saber hasta dónde hasta dónde van los organismos, incluyendo, en este caso, a la Justicia Especial para la Paz y otros aspectos del proceso de paz acordado entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc. En pocas palabras, una Asamblea Nacional Constituyente generaría una nueva Constitución, que dejaría sin efectos la actualmente vigente, que data de 1991.

La última vez que se realizó una Asamblea Nacional Constituyente en Colombia fue en 1991, cuando se actualizó la Constitución durante el Gobierno de César Gaviria y bajo la dirección de Antonio Navarro Wolff, Horacio Sepa y Álvaro Gómez Hurtado.

Uno de los logros más importantes de esta Constitución fue la implementación de la figura de la tutela. Asimismo, fue considerada por los académicos como un avance en la pluralidad y en la libertad de expresión y de culto.

Sin embargo, algunos líderes políticos rechazan que sea necesario implementar una nueva Asamblea Nacional Constituyente debido a la polarización que atraviesa el país en este momento.

Guillermo Rivera, exministro del Interior, señaló en Opina Bogotá que “muchos militantes del Centro Democrático están felices con la decisión de la JEP, porque les da la oportunidad de insistir en la Constituyente“.

Según Rivera, insisten en la Constituyente debido a que en “el Congreso no ha logrado construir una coalición para darle trámite a las reformas que quieren al proceso de paz y porque se dieron cuenta de que la Corte Constitucional ha sido recta en respetar la Constitución (…)  El objetivo es reformar el proceso de paz, las cortes y volver esto como Venezuela”.

Andrés Forero, concejal de Bogotá por el Centro Democrático, señaló tampoco estar de acuerdo con la Constituyente, porque “sería muy riesgosa, una caja de pandora, uno sabe que puede terminar pasando”.

A continuación, algunas reacciones políticas a esta propuesta: