Ante la grave situación que se generó en torno a las manifestaciones estudiantiles, los más afectados fueron los usuarios de transporte público que se sintieron amenazados por los desmanes y gravemente perjudicados.

Muchos tuvieron que caminar largas horas hasta sus casas, debido a que los manifestantes se tomaron las vías mixtas y los carriles exclusivos de TransMilenio.

Capital Noticias le preguntó a algunos habitantes de Bogotá sobre qué opinaban de los desmanes en medio de las marchas.