quema biomasa en venezuela
Foto de: Álvaro David Tatis Bautista

Según la Universidad Nacional de Colombia, la quema de biomasa en Venezuela hace parte del origen de las alertas ambientales que se están presentando en Bogotá, Medellín y Bucaramanga.

“El material particulado y otros contaminantes atmosféricos generados por estas quemas son arrastrados por los vientos alisios, que van de oriente a occidente e impactan regiones de la cordillera Oriental, incluso de la Central”, explicó la Unal en un comunicado de prensa.

A mediados de febrero de este año, la Alcaldía de Bogotá había anunciado la implementación del primer pico y placa ambiental para carros y motos debido a la mala calidad del aire. Este jueves 7 de marzo regresó la medida porque había incrementado la presencia de partículas nocivas en el aire de Bogotá.

No  obstante, aunque la Secretaría de Bogotá había manifestado que la quema en los llanos colombo-venezolanos estaría influyendo en la calidad ambiental de la ciudad, esta relación no se había comprobado.

Los estudiantes del doctorado de Ingeniería Química de la Universidad Nacional, meses atrás, se habían dado a la tarea de averiguar si había relación entre la quemas de biomasa y la mala calidad del aire en Colombia.

Lea también: No se descarta nueva jornada de pico y placa ambiental en Bogotá

Para la investigación analizaron las mediciones de material particulado y ozono en Arauca y Yopal, ciudades con poca actividad industrial y vehicular, y su relación con incendios en las sabanas venezolanas del orinoco.

“A partir del estudio, los resultados de las concentraciones de PM10 (material particulado menor a 10 micras) y ozono fueron sorprendentemente altas, las concentraciones medidas estuvieron muy por encima del estándar colombiano de calidad del aire para PM10 (75 μg/m3 en un tiempo de exposición de 24 horas”, explicó el profesor Rodrigo Jiménez, de la Facultad de Ingeniería, para la agencia de noticias de la Universidad Nacional.

El docente también dijo que “las concentraciones promedio de PM10 observadas durante las 24 horas en las dos ciudades fueron de hasta 112 μg/m3, un resultado inesperadamente alto para ciudades pequeñas. Estas concentraciones son similares a las observadas en Bogotá durante los episodios de calidad del aire. Lo más sorprendente fue que estando a 300 km de distancia, la variación de la contaminación en Arauca y Yopal fue muy similar, lo que indica un origen común”.

*Con información de la agencia de noticias de la Universidad Nacional.

Conozca todos los detalles de la investigación aquí