Fotos tomadas de: http://historias-y-leyendas.blogspot.com

¿Sabía que hacia el año 1900 Bogotá tenía tranvías? Se trataba de vehículos fabricados con madera y metal que contaban con compartimientos rectangulares techados y con bancas.

Los primeros tranvías eran arrastrados por mulas y después, entre 1910 y 1940, la ciudad contó con los primeros tranvías eléctricos que eran fabricados en Estados Unidos. Estos últimos eran manejados por un chófer y contaban con un supervisor y un cobrador.

Fue precisamente en aquellos años cuando apareció un personaje legendario en la historia de Bogotá: Antonín, mejor conocido como "el Bobo del Tranvía".

De acuerdo con la Secretaría de Cultura de Bogotá, citando a Asdrúbal López Orozco, el Bobo del Tranvía era un personaje gigantesco que ejercía funciones de policía de tránsito gratuitamente y "se vestía como un policía con gorra roja, camisa verde, correa negra, pantalón amarillo, botas azules y con una señal de PARE en sus manos y otra que decía SIGA".

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Diferentes versiones afirman que los universitarios de la época lo llamaban "el Jefe de Circulación y Tránsito de Bogotá" y le tenían mucho aprecio y respeto.

Sin embargo, luego de que su hermana, a la que quería y cuidaba mucho, se escapara de casa, Antonín se sumió en una gran depresión.

Empezó a deambular por las calles capitalinas hasta que un día el tranvía lo atropelló y fue traslado al Hospital de Sibaté, donde murió, al parecer, de un ataque al corazón en 1955.

¿Había escuchado sobre este particular personaje de la historia capitalina?

Lea también: ¿Por qué los rolos llaman “esfero” a los bolígrafos?