Guillermo Rivera, ministro del Interior, habló en Opina Bogotá sobre el asesinato de líderes sociales en el país, los cuales ya suman 33 en lo que va corrido de este año.

Sobre el caso más reciente, el de Ana María Cortes, líder de la campaña de Gustavo Petro en Cáceres, Antioquia, asesinada el pasado miércoles y sobre el cual han dicho que podría haber sido por una posible conexión con el ‘Clan del Golfo’, aseguró que en este momento no hay certeza de los móviles de ese crimen.

Lea también: COLOMBIA MARCHARÁ PARA RECHAZAR CRÍMENES CONTRA LÍDERES SOCIALES

Por otro lado, sobre el asesinato de Luis Barrios, presidente de la Asociación de Juntas de Acción Comunal del municipio de Palmar de Valera, Atlántico, Rivera señaló que le había hecho llegar a la Unidad Nacional de Protección una solicitud de medidas de protección que estaba en el proceso de evaluación.

“Este líder había hecho la solicitud y se estaba desarrollando un proceso de evaluación para tomar una decisión que puede demorar aproximadamente una semana”.

Sin embargo ratificó que no hay excusas para un hecho tan lamentable “uno no puede excusarlo en que se estaba tomando el tiempo para desarrollar la evaluación del riesgo”, dijo.

Así mismo, explicó que el Gobierno ha puesto en marcha proyectos para combatir el asesinato de líderes sociales:

“Hace dos meses fue expedido un decreto a través del cual creamos un modelo de protección colectivo que tiene como novedad que las propias comunidades participan del diseño de su plan de prevención y protección y junto con las autoridades definen cual es la medida más adecuada para proteger ese colectivo”, explicó el Ministro.

Ya hay cuatro modelos colectivos funcionando en el país: “estos planes piloto que construimos con esas comunidades, esperamos sean marcos de referencia para los que empiecen a desarrollar en los otros municipios donde este fenómeno se sigue desarrollando”, añadió.

Lea también: ORDENAN INVESTIGAR ACCIONES DE FUERZA PÚBLICA PARA PROTEGER A LÍDERES SOCIALES

El Ministro indicó que el Gobierno no puede darle a los miles de líderes sociales en el país carros blindados y escoltas.

Por otro lado afirmó que no cree que exista una conexión entre la firma del acuerdo de paz y el asesinato de líderes sociales porque “este fenómeno se viene presentando desde el año 2015”

Según cifras del Dane,  En el 2015 fueron asesinados líderes sociales; en 2016, 61; en 2017, 84 y en lo que va del 2018 la cifra se ubica en 33.

Para el Ministro, “este fenómeno está concentrado en ciertas regiones del país: la más crítica es en el Cauca, la otra es la costa pacífica nariñense, en Antioquia hay dos subregiones: el bajo cauca antioqueño y el Urabá antioqueño, y finalmente el bajo Atrato”.

Cada una de estas regiones tiene unas características diferentes. En Nariño son responsables fundamentalmente estructuras del crimen organizado del narcotráfico que asesinan líderes que trabajan por la sustitución de cultivos ilícitos liderado por ‘Guacho’.

En el cauca hay gran influencia del fenómeno de narcotráfico y también del crimen organizado asociado a la minería ilegal. Los líderes asesinados en esta región han protestado contra esta actividad.

En el bajo Cauca antioqueño hay una confrontación por el control del territorio entre el ‘Clan del Golfo y los Caparrapos”.

En el Uraba antioqueño y bajo Atrato chocoano se han presentado fundamentalmente asesinatos contra líderes reclamantes de tierras.

“Uno no puede hablar de un patrón a nivel nacional en el tema de homicidios a líderes sociales. No hay un plan criminal nacional. En cada región son actores diferentes”, recalcó.

Destacó como acciones del Gobierno incrementar la presencia de la Fuerza Pública y el alumbrado público: “son cosas que parecen básicas, pero son fundamentales para proteger a líderes sociales”.

Reveló que algunos líderes sociales expresan que no necesitan una camioneta blindada o un escolta, sino un plan integral de protección. Por ejemplo, movilizar tropas a veredas donde la seguridad es más crítica.

La tasa de esclarecimiento en crímenes contra líderes sociales, según anunció el Ministro es del 50% gracias al trabajo de la Fiscalía que cuenta con una unidad especial dedicada a estos asuntos.