La decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz de otorgar la garantía de no extradición a Jesús Santrich y ordenar su inmediata liberación ha causado gran impacto en el ámbito nacional, sobre todo después de que el fiscal Néstor Humberto Martínez decidiera renunciar a su cargo.

En comunicado de prensa, la JEP explicó que esta decisión se fundamentó en que "no se pudo evaluar la conducta (atribuida a Santrich) para determinar la fecha precisa de su realización, dado que el Departamento de Justicia de Estados Unidos no remitió las evidencias solicitadas".

Agregó, además, que "en las interceptaciones telefónicas de otro caso enviadas a la JEP por la Fiscalía no se reveló la conducta atribuida a Hernández Solarte en la solicitud de extradición".

También hizo referencia a los videos inaudibles del caso que circularon en las redes sociales, los cuales no fueron entregados ni por la Fiscalía General de la Nación ni por las autoridades de Estados Unidos, y por lo tanto no forman parte del expediente.

Finalmente la JEP consideró que el "juzgamiento del compareciente en Colombia es la manera más efectiva de garantizar la consolidación de una paz estable y duradera".

Lea también: Renuncia el fiscal Néstor Humberto Martínez