Razones para amar a Bogotá, la ciudad de las puertas abiertas
Mercado de San Alejo / Jardín Botánico / IPES / Festival iberoamericano de Teatro

Bogotá tiene más de 481 razones para amarla. Su clima, arquitectura, parques, fiestas, gastronomía, música y sus habitantes hacen de la capital del país una ciudad de puertas abiertas para todos los colombianos y extranjeros.

Para hablar de gastronomía bogotana hay que nombrar una de las festividades más representativas de la ciudad. Se trata del “Festival de la chicha, la vida y la dicha” que se realiza desde finales de la década de los 80 en el barrio la Perseverancia, localidad Santa Fe.

Preparar chicha es una tradición indígena que ha acompañado los eventos más importantes de la historia de Bogotá y sus habitantes. Seguramente si buscan en los archivos fotográficos de sus familias, encontrarán imágenes a blanco y negro de sus celebraciones brindando con esta bebida de maíz.

Desde hace más de 30 años el barrio La Perseverancia prepara la mejor chicha de la ciudad, pues su preparación constituye todo un ritual que se realiza en la Laguna de Guatavita, ocho días antes del festival, donde el grano de maíz se bendice y se ofrece al dios Fú para que se multiplique y llegue la prosperidad.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

A este festival gastronómico incomparable, Bogotá suma razones para amarla con sus 19 Plazas de Mercado, lugares que dejan al descubierto la riqueza de la agricultura de la capital del país.

Algunas fundadas desde 1933, como la Plaza Distrital de Mercado La Concordia, una de las cuatro plazas declaradas patrimonio histórico, cultural y arquitectónico de Bogotá, se convirtieron en un destino imperdible para propios y extranjeros. Sus coloridos pasillos en los que se puede encontrar toda clase de frutas, verduras y abarrotes, hacen de la experiencia de mercar algo inolvidable.

Lea también: ¿Cuál es la verdadera historia de la fundación de Bogotá?

Las calles de la ciudad se convierten en escenario cada dos años con el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá. La fiesta de las artes que entregó el título “Capital mundial del teatro” a la ciudad.

Los habitantes de Bogotá disfrutaron este festival por primera vez en 1988. Desde esa fecha y gracias al trabajo de Fanny Mikey, actriz argentina nacionalizada en Colombia, el festival ha traído a cada calle y teatro de la ciudad lo mejor del arte dramático. Su próxima edición se realizará el próximo año desde el 27 de marzo al domingo 12 de abril y el país invitado será Australia.

El Jardín Botánico se lleva los suspiros de quienes lo visitan. Fundado en 1955 por el científico colombiano Enrique Pérez Arbeláez, el Jardín Botánico José Celestino Mutis es el paraíso bogotano que contribuye a la conservación de la flora y sostenibilidad ambiental de Bogotá.

El paraíso bogotano tiene en sus aproximadas 19.5 hectáreas lugares encantados como la Maloca, rosaleda, cascada, mirador del páramo, el Palmetum, la colección de plantas exóticas, y mucho más.

Uno de los eventos más queridos por los habitantes de la ciudad es el Jardín de noche, una actividad realizada el último viernes de cada mes en la que los asistentes disfrutan de música, teatro, recorridos guiados y en ocasiones, mercados campesinos.

Los objetos tradicionales de Bogotá tiene su propia casa y día, el Mercado de Pulgas San Alejo, un viaje en el tiempo que tiene como destino los recuerdos y las sonrisas.

Con poco más de 330 locales, negocios o carpas, en los que se encuentran muebles, cuadros, ropa, zapatos, porcelanas, objetos raros y electrodomésticos, la Carrera Séptima recibe a más de 40.000 visitantes cada domingo y festivo. Un plan imperdible para visitar el centro de la ciudad y regresar al pasado.

Estas son solo cinco razones para amar a Bogotá y sentirse orgullo de vivir, estudiar o trabajar en la ciudad de atardeceres que pintan el cielo de amarillo y rojo.

Lea también: ¿Por qué en Bogotá se le llaman carreras a las calles?