La Policía Fiscal y Aduanera adelanta una campaña de prevención en diferentes puntos de la ciudad, donde buscan que los ciudadanos tomen conciencia a la hora de comprar licor y no ser víctima de este trago adulterado. Las autoridades manifiestan que en lo corrido de este año se han disminuido las cifras gracias a las campañas de sensibilización.

El mayor Jader Llerena, jefe de Policía Fiscal y Aduanera de Bogotá, afirmó: "estamos desarrollando una estrategia con el fin de evitar que las personas compren licor tanto adulterado como de contrabando. Importante que sea comprado en lugares reconocidos, en grandes superficies o establecimientos de confianza".

Razón por la cual, entregan recomendaciones para que usted no caiga en la trampa: "desconfiemos en los precios bajos, porque puede tener algún tipo de adulteración. Otras de las consideraciones que nosotros proponemos es examinar muy bien la botella al momento de comprar, estas botellas presentan algunas características cuando están adulteradas o cuando son de contrabando", sostuvo Llerena.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Otra de las recomendaciones es revisar muy bien la tapa de la botella.

"Cuando es adulterada la tapa de la botella va a estar blanda, va a estar girando, no van a coincidir los cierres herméticamente, y por eso se puede detectar fácilmente", manifestó el mayor.

En lo corrido del año, las autoridades, gracias a esta campaña, han disminuido la venta  del licor tanto adulterado como de contrabando: "en el 2018 se han aprehendido tanto de contrabando como adulterado más de 45.000 litros de licor de diferentes nacionalidades, y en lo corrido de este año llevamos más de 26.000, por un avalúo de 310 millones de pesos".

Cabe recordar que quien incurra en este delito tendrá una sanción administrativa y judicial y podría pagar una pena entre 4 a 8 años de prisión por causar este daño a la ciudadanía.

Por: Carolina Beltrán