El CTI de la Fiscalía anunció que fueron hallados en el barrio Cerro Norte de Bogotá, los restos óseos, que al parecer, corresponderían a los tres menores desaparecidos en Usaquén el 22 de febrero de 2017. El laboratorio de genética de la entidad avanza en la identificación de los jóvenes.

Los restos serían de Mauricio Castillo, de 16 años, Brayan Andrés Montaña, de 17, y Juan Sebastián Moreno, de 14, quienes fueron vistos por última vez a través de cámaras de seguridad, cuando según familiares, se disponían a repartir domicilios en una camioneta, al norte de la ciudad.

Las familias de los jóvenes ya están al tanto de los avances de la investigación y a la expectativa de los resultados que arroje este nuevo hallazgo anunciado por la Fiscalía la noche de este viernes.

Germán Ricardo Montaña, padre de Brayan Andrés, uno de los desaparecidos, indicó que según información de la Fiscalía, también fueron capturadas cuatro personas que, al parecer, tendrían que ver con el caso.

Hay que recordar que semanas después de conocerse el hecho de la desaparición, las autoridades hallaron desvalijada y con un placa diferente, la camioneta en la que se movilizaban los tres jóvenes. El hallazgo se dio en el barrio Santa Isabel, al sur de la ciudad, pero los menores hasta ese momento no habían sido encontrados.