La furia es un adjetivo que identifica a la música metalera. Desde el principio, millones de personas, en lo largo y ancho del globo terráqueo, sintieron el llamado del rock: a unirse con sus diferencias para construir la cultura que le robó el suspiro, los sueños y las ganas a un planeta entero. 

(Canal Capital transmitirá el Festival de Rock al Parque 2019 desde este 29 de junio)

El rock siempre, desde su origen, ha sido una composición musical oscura, potente y agresiva. Un ritmo pesado que se asoció con la ropa negra, no por estética, sino porque era la insignia de la rebeldía, de la oposición, de la autonomía y la libertad de los estándares que la sociedad producía.

Los "influencers" no son un asunto de los nuevos tiempos digitales, sino que desde hace años han existido figuras con el poder de movilización. Muchos artistas del metal con su música y estética pusieron en jaque a los gobiernos que pretendían homogeneizar a sus ciudadanos con vestimentas cuadriculadas.

Johny Cash, un exponente del country y que el rock and roll también tuvo el lujo de tener en sus filas, fue uno de los responsables de popularizar la vestimenta oscura gracias a su imponente mensaje en la canción "Man in Black": 

"Visto de negro por los pobres y por los vencidos que viven sin esperanzas y hambrientos al margen del pueblo. Voy de negro por el prisionero que ya pagó su crimen, pero sigue allí por ser víctima de estos tiempos", afirma Cash en su canción.

El mensaje de Cash es un gesto musical extraordinario, en donde homenajea a los excluidos, los olvidados y los diferentes.

Por otro lado, uno de los pesos pesados de la música metalera Judas Priest fue pieza clave para el desarrollo del género. Sus integrantes aportaron una inconfundible apuesta en escena, sus canciones potentes y secas, pero además fueron los pioneros del cuero y de los taches. 

Foto de @OfficialJudasPriest

El mítico frontman de la agrupación Rob Halford revolucionó el rock que estaban implementando sus antecesores.

La música de Judas Priest tenía más agresividad, baterías más complejas, guitarras con distorsiones brillantes, bajos con mucho reverb y profundidad, y la voz de Halford con su erizante falsete puso de cabeza al metal. La cereza en el pastel de este cambio, de mayor agresividad, la puso la ropa oscura de cuero y con taches que popularizó Judas Priest.

Foto de @OfficialJudasPriest

Otras de las leyendas del género que aportaron en el significado de la ropa oscura en el metal fueron Black Sabbath y posteriormente Manowar. Dos agrupaciones que, sin faltar, en todas sus presentaciones lucían ropa oscura para poner en fuego alto a la ideología contestataria en un apuesta maestra: música irreverente y vestimenta imponente.

Foto de @BlackSabbath

Aunque muchos artistas han aportado a la apropiación de la ropa oscura en el rock, lo cierto es que, hasta hoy en día, los metaleros le son fieles a estas prendas.

Cuéntenos en nuestras redes sociales: ¿de qué banda es su camiseta negra favorita?

Le puede interesar: La cresta punkera: la histórica lucha detrás de este peinado