fuego catedral notre dame
Foto de: Anadolu

Precisamente cuando cientos de creyentes iniciaban la celebración de la Semana Santa, el mundo recibía una triste noticia: la Catedral de Notre Dame se consumía en llamas y ni siquiera los esfuerzos de cientos de bomberos podían detener las voraces llamas que en contados minutos provocaron la caída de la icónica aguja de este templo.

El incendio se propagó este lunes, poco antes de las 7:00 p.m. (hora local) y, al parecer, fue originado en el ático del famoso monumento francés.

Aunque bomberos aseguran que existe una alta posibilidad de no poder recuperar la emblemática Catedral de Notre Dame en París, pues este gran incendio destruyó buena parte de su interior, una positiva noticia renació entre las cenizas y los escombros: las obras que se encontraban dentro de la Catedral pudieron salvarse: el tesoro de la catedral está intacto, al igual que la corona de espinas y los santos sacramentos.

Laurent Nuñez, secretario de Estado del Ministerio del Interior, publicó en su cuenta de Twitter: “nuevo punto de situación con el Ministro de cultura @franckriester: el fuego se extingue, la estructura se mantiene bien a pesar de los signos de fragilidad que todavía requieren trabajo de seguridad que durará 48 horas”.

Lea también: Estructura de la Catedral de Notre Dame está a salvo de la destrucción total: Bomberos

A pesar de que el mundo hoy se lamenta por esta pérdida, que tardó 200 años en construirse y tan solo un par de horas en apagarse, además porque fue escenario de la coronación de Napoleón Bonaparte, militar y gobernante francés, aún hay esperanzas de poder construir este imponente monumento, como lo expresó el presidente de Francia Emmanuel Macron y el papa Francisco.

"Hoy nos unimos en oración al pueblo francés, mientras esperamos que el dolor por los graves daños se transforme en esperanza mediante la reconstrucción. Santa María, Nuestra Señora, ruega por nosotros. , publicó el Sumo Pontífice en Twitter.