empalan perrito negro
Foto de: Twitter Rosa Juliana Herrera

Según el Instituto de Protección y Bienestar Animal, cuando se conocen casos de presunto maltrato contra una mascota, como el que ocurrió esta semana en la localidad de Engativá, primero debe abrirse un proceso legal.

Este proceso inicia con la denuncia oficial de las personas que reportaron el caso y un juez sería el encargado de determinar si el señalado como maltratador en efecto lo es.

En caso de que se determine que el acusado sí es responsable de maltrato, tendría que enfrentar una pena de uno a tres años de prisión y pagar una multa que va de cinco a 60 Salarios Mínimos Legal Mensual Vigentes, SMLMV, según la ley 1774 de 2016, que reconoce el maltrato animal como un delito.

Lea también: Muere perro después de ser empalado y agredido brutalmente en Engativá

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

De manera que, una vez se identifique a la persona que empaló y agredió a Negro, causándole su posterior muerte, el agresor deberá ser juzgado conforme a la ley anteriormente mencionada.

El aberrante caso del perrito Negro fue denunciado públicamente por Rosa Juliana Herrera Pinto, periodista y animalista, quien difundió imágenes del perro desde que ingresó a la clínica Pet Company hasta que fue declarado muerto.

“Además de ser empalado sufrió golpes y tiene hematomas. En este instante lucha por su vida”, denunció la periodista en su cuenta de Twitter, momentos antes del fallecimiento de Negro.