Santa Fe continúa con su mala racha y sigue sumido en una crisis deportiva sin precedentes. Esta vez empató por Copa Colombia ante Boyacá Chicó y llegó a 19 partidos oficiales en 2019, con una sola victoria.

Después de 19 juegos oficiales y el peor rendimiento de su historia, la mea culpa es la única razón que conocen en el equipo cardenal.

Lea también: El Campín está impecable para recibir la Copa América: Peñalosa

“No, la culpa es del grupo. La culpa es de todos. No, no le puedo decir que la culpa es de un jugador porque nosotros somos una familia, somos un grupo y la culpa es de todos”, dijo Juan Sebastián Pedroza, volante de Independiente Santa Fe.

De nuevo los minutos finales son mortales para el equipo de Gerardo Bedoya, que en un descuido, se quedó con apenas un punto y su tercer empate en la Copa Colombia. El número 12 en lo que va de este primer semestre.

“La verdad es que es inexplicable todo esto que estamos viviendo. Yo creo que nos ha faltado un poco más de malicia, un poco más de jerarquía al cerrar los partidos, pero ya hay que tratar de darle vuelta a la página”, afirmó Fáiner Torijano, defensa del equipo cardenal.

Todos los sectores están en alerta roja porque esta pesadilla parece no tener fin.

“Es cuestión de directivas pienso, nosotros como hinchas fieles venimos, nos abonamos, los alentamos pero no puede ser justo que nos dejemos empatar de un equipo de la B al minuto 86, teniendo casi el partido controlado”, dijo Andrés Buitrago, hincha cardenal.

A pesar del mal momento y con el tiempo de hacer autocrítica, los jugadores respaldan a su técnico e insisten en que han dejado la piel en la cancha.

Cerrado el capítulo cuatro de la Copa Colombia, se vienen decisiones importantes desde la junta directiva de Independiente Santa Fe. En las próximas horas anunciarían un nuevo técnico con miras al segundo semestre de 2019.

Por: Paula Fresneda