Este miércoles 27 de noviembre la Empresa Metro de Bogotá y la sociedad Metro Línea 1 S.A.S. suscribieron el contrato de concesión por medio del cual esta última se compromete a construir, suministrar los equipos y operar la Primera Línea del Metro por 20 años.

La firma del documento se realizó durante una reunión en la Casa de Nariño, con la presencia del presidente Iván Duque y el alcalde Enrique Peñalosa y miembros de los gabinetes de ambos gobiernos.

La firma del contrato, que tendrá una duración de 28 años y un costo cercano a los 16 billones de pesos, estuvo a cargo de Wu Yu y de Andrés Escobar, representantes legales del consorcio ganador “Metro Línea 1” y de la Empresa Metro de Bogotá, respectivamente.

El presidente de la República, Iván Duque, aseguró que la firma de este contrato representa un logro de nuestras instituciones, pues para llegar a este hito fueron necesarios muchos estudios y cerca de 80 aprobaciones, a cargo de entidades distritales, nacionales e internacionales. “Me complace mucho poder decirles a los bogotanos que el metro es una realidad. Tras la firma del contrato, pronto iniciarán las obras para construir un sueño largamente aplazado”

Por su parte, el alcalde Enrique Peñalosa señaló que “el Metro de Bogotá es un proyecto gigantesco que va a transformar nuestra ciudad. Tan solo en lo que es gasto local son 9,7 billones de pesos que van a generar por lo menos 60 mil empleos directos, sin contar los indirectos”.

De igual forma, aseguró que con obras como estás que quedan completamente contratadas e iniciarán construcción en unos meses, la ciudad avanza en su desarrollo.

Son 2,9 millones de bogotanos de las localidades de Bosa, Kennedy, Puente Aranda, Antonio Nariño, Santa Fe, Mártires, Teusaquillo, Chapinero y Barrios Unidos los que se beneficiarán directamente con la Primera Línea del Metro.

Además, contará con 9.759 biciparqueaderos en sus estaciones y 19 kilómetros de ciclorrutas a lo largo de su trazado.

Durante los próximos meses, y previo a la firma del Acta de Inicio, en el primer semestre de 2020, el contratista deberá, entre otras compromisos,  presentar certificaciones de cumplimiento del régimen de seguridad social, crear el patrimonio autónomo donde se manejarán todos los recursos del contrato, girar allí los recursos para el inicio de la obra.  Por su parte, la EMB deberá dejar listo el contrato de interventoría y emitir los Títulos de Pago por Ejecución (TPE), con los cuales se pagará parte del contrato al concesionario.

Adicionalmente, ambas partes deberán definir el nombre del “amigable componedor”, que será la instancia encargada de resolver posibles desacuerdos a lo largo de la vigencia del contrato, que será de 27 años y medio, incluyendo la operación.

“Pronto comenzaremos las obras que cambiarán definitivamente la ciudad, en su movilidad y en su integración social, porque las nuevas estaciones, con espacio público y servicios, revitalizarán el corredor y lo convertirán en el principal eje  de la actividad urbana”, concluyó Escobar.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.