Felipe Ramírez, nuevo gerente de Transmilenio, indicó que la prioridad durante su administración será mejorar el servicio. Para ello trabajará en la frecuencia de buses, seguridad y la cultura ciudadana.

Ramírez afirmó también que el servicio de Transmilenio y del SITP mejorará con la renovación de la flota.

Agregó, además, que se está evaluando y estudiando la posibilidad de un alza en la tarifa y que se unirán esfuerzos para mitigar el fenómeno de los colados.

Por último, señaló que se retirarán los caninos antievasión de las estaciones y portales de Transmilenio, como lo prometió en campaña la alcaldesa Claudia López y que en su lugar se instalarán torniquetes antievasión.