El Senado español se disponía el viernes a aprobar una medida constitucional sin precedentes que llevaría a la intervención en Cataluña, un día después de que la crisis se agudizara por la decisión del presidente catalán, Carles Puigdemont, de descartar unas elecciones anticipadas en la región.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, llegó a la Cámara alta a las 10.00 hora local para dar inicio a una sesión que previsiblemente sacará adelante el artículo 155 de la Constitución y ahondará una crisis política que podría provocar una mayor confrontación.

"En mi opinión no hay alternativa, lo único que se puede hacer en una situación como esta es acudir a la ley y hacer cumplir la ley", dijo Rajoy en su intervención inicial ante la Cámara alta.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), mientras tanto, se aferraba a la esperanza de que el dirigente catalán pudiera replantear su negativa al adelanto electoral.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

El opositor PSOE planteó el jueves enmiendas a las medidas de intervención en Cataluña si el presidente regional convoca elecciones en la región antes de que el Senado apruebe el artículo 155.

"Seguimos con la esperanza y hacemos un ultimísimo llamamiento a Puigdemont", dijo María Luisa Carcedo, secretaria general del PSOE en el Senado. "El dedo que aprieta el botón rojo lo tienen ellos, lo tiene Puigdemont", agregó en declaraciones al canal local TVE.

Se espera que la votación de la cámara alta se celebre alrededor de las 14.00 hora local (1200 GMT). La autorización del Senado, donde el oficialista Partido Popular tiene mayoría absoluta, es un paso necesario para sacar adelante el artículo. El consejo de ministros tiene previsto reunirse después para adoptar las primeras medidas.

Después de una confusa jornada, Puigdemont dijo el jueves que no había recibido una respuesta que considerase satisfactoria por parte del Gobierno, a pocas horas de perder la potestad de disolver las cortes y convocar elecciones ante su posible destitución como presidente regional cuando posiblemente el sábado entren en vigor las medidas excepcionales.

Mientras tanto, en Barcelona, el Parlamento de Cataluña retomará una sesión plenaria a mediodía, después de que la oposición pidiera el jueves al líder catalán que reconsiderara la situación para atajar la crisis, la peor de la reciente democracia española.

No está claro cómo aplicará Rajoy las medidas ante una crisis que ha llevado a su Gobierno a reducir la previsión de crecimiento económico para 2018 y al cambio de sede social de más de un millar de empresas.