La Dirección Nacional de Inteligencia rechazó las denuncias hechas por los senadores Iván Cepada, Roy Barreras y Antonio Sanguino, quienes advierten un complot para desprestigiarlos y el regreso a las chuzadas ilegales.

A través de un comunicado, la DNI rechazó enfáticamente la carta escrita por los senadores. "Desde esta dirección trabajamos con las mejores prácticas de transparencia, trazabilidad, respeto por la dignidad humana y los derechos humanos como lo norma la ley 1621 del 17 de abril de 2013", afirma el documento.

Frente a la respuesta de la Dirección de Inteligencia los senadores firmantes de la carta enviada al presidente de la república aseguran que esperan una explicación del primer mandatario.

"Realmente es una respuesta que no va al fondo del asunto, nosotros no le hemos preguntado al presidente por seguimientos como dice la carta, sino le hemos dicho claramente que hay una operación de interceptaciones ilegales, así que lo que dice la Dirección Nacional de Inteligencia es que no hay seguimientos, bueno, lo que queremos saber es si hay interceptaciones, es lo que hemos preguntado exactamente", sostuvo el senador Iván Cepeda.

De igual forma, el senador Roy Barreras dijo que los funcionarios del Gobierno Nacional deben responder estas denuncias ante las autoridades correspondientes.

Por su parte, el senador Antonio Sanguino de Alianza Verde señaló que esta situación es muy grave: "se está fraguando un plan contra nosotros tres y otras siete personas que consistiría en afectar la imagen pública y afectar nuestro trabajo, desarrollar acciones que podrían conducir a falsos positivos judiciales, le reclamamos al presidente de la república garantías para la oposición y para el trabajo por la paz".

Los congresistas esperan que la Fiscalía y el Gobierno en general avancen en la investigación por estos hechos.

Por: Carolina Beltrán