Tensión en el Congreso

En la sesión que buscaba aprobar la iniciativa del Centro Democrático para crear una sala especial para los militares en la JEP se evidenció una tensión permanente entre el Gobierno y la oposición. La votación quedó nuevamente aplazada y el proyecto sigue colgando de un hilo.

Como a las 11:00 a.m. el Centro Democrático ganaba por un voto, las cosas iban bien y estaban tranquilos, pero la oposición usó sus dotes estratégicos y logró voltear la situación.

Llamaron a Gustavo Petro, quien no había llegado a la plenaria, y en cuestión de minutos entró al recinto.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

El liberalismo también llamó al senador Amín, quien se había ido de la sesión un par de horas antes, para que se devolviera y pudiera votar.

Terminando la tarde, y con los votos de Petro y Amín, la oposición puso entre la espada y la pared al Gobierno y por eso Ernesto Macías jugó su ultima carta: levantó la sesión y aplazó la votación.

Quedó en evidencia que en el Congreso la división está pareja porque al Gobierno le ha tocado luchar para sacar adelante algunos proyectos.

Por: Laura Anzola