Tomada de KienYKe

Un tiburón martillo sorprendió a los bañistas, al aparecer, cerca de la playa en la isla de San Andrés en Colombia. Según los testigos, el tiburón, de tres metros de largo, cazaba rayas.

A pesar de la sorpresa, los bañistas no abandonaron el área y continuaron grabando el sorprendente momento en las aguas cristalinas de la isla colombiana y hasta trataron de tocar al tiburón.

https://www.instagram.com/p/B3h-dbAnmrq/?utm_source=ig_web_copy_link

Desde 2008 en Colombia hay una ley con la que se busca proteger a esos animales y que prohíbe su caza, así como hay un Plan Nacional de conservación de tiburones.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Asimismo, se están tomando medidas para que no se arroje comida a los tiburones por la propia seguridad de los bañistas.

“A los tiburones se les está echando comida para que vengan a la playa y sean un atractivo turístico. Se lanzan alimentos al mar, como cabezas de pescado, para atraer a los animales y que puedan ser grabados por los turistas”, explicó Nacor Bolaños, coordinador de la Corporación Ambiental Coralina.

El tiburón martillo tiene una cabeza en forma de una T, con ojos y orificios nasales ubicados en los extremos de la cabeza. El depredador puede alcanzar de 3,7 a 6,1 metros de longitud. En general no suele atacar al ser humano y muchas especies están en peligro de extinción a causa de la caza.

Con información de KienYKe