Las autoridades fueron estrictos y señalaron que los jóvenes menores de 18 años no podrán estar en la calle después de las diez de la noche los días en los que juega la Selección Colombia en la Copa América. La Alcaldía Mayor de Bogotá realizó la primera jornada de inspección, vigilancia y control para mantener la seguridad durante esta fiesta del fútbol.

Desde este fin de semana, autoridades realizan jornadas de prevención en Bogotá, con el fin de brindar seguridad y respetar las normas establecidas en el Código de Policía.

Luis Alfredo Cerchiaro, subsecretario de gobierno en gestión local, aseguró que: "Comenzamos un operativo en las 19 localidades de Bogotá; un operativo conjunto, interlocal y simultáneo de inspección, vigilancia y control sobre establecimientos de comercio. Lo hacemos en el marco del inicio de la Copa América, con el fin de brindar, primero, seguridad; y segundo, difundir el cumplimiento de las disposiciones normativas del Código Nacional de Policía".

En total, 449 sitios donde hay venta y consumo de licor, fueron visitados por las autoridades distritales durante la noche del viernes y la madrugada de este sábado.

"Con esta estrategia queremos brindar una sana convivencia y pacífica en los territorios. La Secretaría junto con nueve entidades, para un total de 775 personas, venimos acompañando estos operativos", afirmó el subsecretario.

Bajo el decreto 341 de 2019, se aplicará la restricción para los menores, el miércoles 19 y domingo 23 de junio. Los menores de edad que se encuentren sin acudiente serán conducidos por las autoridades competentes a los centros zonales especializados del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Enrique Peñalosa, alcalde mayor de Bogotá, sostuvo que "todos los niños menores de 18 años no pueden estar en la calle después de las diez de la noche si no están acompañados por un adulto, si no van a ser retenidos y van a ser llevados a Protección, pero es por su propio bien".

No obstante, el Distrito no decretó ley seca en la capital para esos días, pero sí reiteró su invitación a todos los ciudadanos a disfrutar de la fiesta del fútbol sin violencia.

Durante la jornada, 178 establecimientos comerciales fueron cerrados de manera temporal por falta de documentación, venta de licor adulterado, incumplimiento en materia de salubridad, asimismo, se adelantaron seis cierres definitivos.

También fueron destruidas 773 botellas de cerveza vencidas y decomisaron 44 botellas de licor adulterado. Dos personas fueron judicializadas, una de ellas por presuntamente estar involucrada en una red de trata de personas y la segunda por el porte de sustancias psicoactivas.

Por: Carolina Beltrán