Ante las medidas ambientales que contemplan la restricción de camiones de carga debido a la Alerta Amarilla en la ciudad, los transportadores de agua potable se concentraron en la calle 13 con carrera 68 en protesta contra la medida.

Los conductores argumentan que la restricción debería ser evaluada para esta clase de vehículos ya que transportan un elemento vital.

“Cada uno de los vehículos tiene conceptos favorables de la Secretaría de Salud, tienen todos los requerimientos y documentos al día y no entendemos porqué realmente camiones de cerveza si pueden andar todo el día y no les aplica la restricción”, dijo Laura Vanesa Manrique, representante de los transportadores de agua potable.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Cerca de 80 empresas transportadoras, de las que dependen más de 1600 familias, se ven afectadas por la disminución del horario laboral y la baja productividad que esto genera. Las familias reclaman el derecho al trabajo.

“Con esa restricción que aplica de 5:00 a.m. a 11:45 a.m. y de 4:00 p.m. a 10:00 p.m. y si no nos dejan trabajar qué hacemos en solo 4 horas y aparte de eso creamos caos en la ciudad ya que transportamos este líquido vital a los hospitales, colegios, cubrir las emergencias de los cortes de agua”, indicó Juan Carlos Manrique, representante de los transportadores de agua potable.

Representantes del gremio asegura que están dispuestos a negociar una mejor salida que les permita hacer su labor.

Además aseguran que si es necesario modernizar los vehículos, lo harán si reciben ayuda por parte del Distrito y el Gobierno nacional para encontrar alternativas.

“Están alrededor de 300 y 350 millones de pesos y sería un poco complicado porque el 70% de nuestros vehículos son antiguos y un 30% son de modelo reciente”, Miguel Cruz, representante de los transportadores de agua potable.

El gremio se retiró de la vía ya que se reunirá este miércoles con la secretaría de movilidad para llegar a un acuerdo que respete el medio ambiente y la labor que realizan.

Por: Alejandra Parrado