Fotos: Muhammed Bilal Kenasari - Agencia Anadolu

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes en la noche que su gobierno, el de Reino Unido y Francia se unirían para bombardear blancos en Siria, como represalia al ataque químico del sábado pasado en la ciudad de Duma y que fue supuestamente ordenado por el régimen sirio.

En una rueda de prensa en la Casa Blanca, Trump dijo: “Ordené a las fuerzas armadas de Estados Unidos iniciar bombardeos sobre blancos en Siria, debido al ataque químico cometido por Bashar al Assad”.

“Gran Bretaña, Francia y EEUU han mostrado hoy su poder en contra de la barbarie y la brutalidad”, enfatizó Trump.

Centros de desarrollo de armas químicas fueron bombardeados en Siria

Buggy Rollin

¿Te atreverías a bajar una montaña usando ruedas en todo tu cuerpo? Descubre la fantástica historia del Buggy Rolling en nuestro país → Más historias en conexioncapital.co

Publicado por Canal Capital en Domingo, 9 de diciembre de 2018

“Un misil apuntó contra un centro científico de desarrollo, investigación y prueba de armas químicas en Damasco. Otro contra un lugar de almacenaje de armas químicas y un tercero contra un centro de comando cercano a los otros dos blancos de ataques”, afirmó el general Dunford.

Según Mattis, el ataque ya había terminado cuando empezó la rueda de prensa en el Pentágono a las 10.00 p.m. (hora local).

James Mattis sostuvo que el presidente Donald Trump tiene el derecho constitucional de realizar el bombardeo.

Según la televisión estatal siria, 13 misiles fueron derribados por la defensa aérea de ese país.

El general Dunford dio a conocer que los misiles usados fueron del modelo Tomahawk tipo crucero de largo alcance.

Por motivos de seguridad, el Pentágono no dio más información sobre la operación en curso pero aseguró que no hay planes de permanecer en el área.

“Les pregunto a Rusia e Irán: ¿quieren estar aliados con una nación que mata a mujeres, niños y hombres inocentes? ¿De qué lado quieren estar?”, interrogó el mandatario estadounidense, mientras aseguraba que estos dos Estados son los principales aliados del régimen sirio.

“En este momento, EEUU solo tiene una pequeña fuerza en Siria para combatir lo que queda de ISIS [Daesh]… Nosotros no buscamos permanecer en Siria. Llegará el día que devolveremos a nuestros guerreros a casa”.

Trump afirmó que EEUU es un socio y un amigo de Oriente Medio pero aseguró que “el destino de la región depende de su propio pueblo”.

Después del anuncio, se realizará una conferencia en el Pentágono para dar detalles de la operación.

La primera ministra británica, Theresa May, aseguró en una declaración de prensa que “no hay una alternativa práctica al uso de la fuerza” y que la intervención militar conjunta con EEUU y Francia tiene como objetivo “degradar y disuadir el uso de armas químicas por parte del régimen sirio”.

Por otra parte, Irán acordó este viernes permitir que los bombarderos rusos usen una base aérea en el estado de Hamadan para reabastecerse de combustible, dijo Hossein Dalirian, editor de la agencia de noticias semioficial iraní, Tasnim.

Irán aún no ha confirmado oficialmente la aprobación.

El sábado pasado, las fuerzas del régimen sirio atacaron objetivos en el distrito de Duma usando un gas venenoso, matando al menos a 78 personas e hiriendo a otros cientos, según la organización de defensa civil, Cascos Blancos.

El 24 de febrero, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó por unanimidad la Resolución 2401 que exigía un cese del fuego de un mes en Siria, especialmente en Guta Oriental, para permitir la entrega de ayuda humanitaria.

A pesar de la resolución, a principios de este mes el régimen sirio y sus aliados lanzaron una gran ofensiva terrestre respaldada por el poder aéreo ruso con el objetivo de capturar partes de Guta Oriental controladas por la oposición.

Hogar de unas 400.000 personas, Guta Oriental ha sido blanco del asedio por parte del régimen sirio durante los últimos cinco años.