• Este martes terminó la estancia para venezolanos que se encontraban ubicados en el campamento.
  • 83 personas permanecían en el albergue temporal.
  • Las autoridades distritales ofrecieron ayuda en el trámite de documentos y transporte de enseres.

Desde tempranas horas de este martes comenzó el operativo de desmonte del campamento. Cerca de 230 funcionarios de la Policía, Migración Colombia, Bienestar Familiar y la Alcaldía de Bogotá, acompañaron la salida de las personas que aún permanecían allí.

"Estamos ofreciendo tres servicios: mudanza, bodegaje por un mes de los bultos y de los elementos que tienen si no lo pueden mover en este momento y transporte", indicó Cristina Vélez, secretaria Social.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

El proceso de desmonte del albergue también fue acompañado por un psicólogo y un trabajador social.

"Alcanzamos a tener casi 600 personas en el campamento y la mayoría han salido bien sea porque se han ubicado en Bogotá, porque han conseguido trabajo o por que lograron regularizar su situación", aseguró Vélez.

Algunos venezolanos que habitaban allí, aseguran que no saben dónde pasarán la noche, mientras otros esperan mejorar su situación con las oportunidades que les puede brindar la capital del país. Entre tanto, los residentes del sector se declararon conformes con el desmonte del campamento.

El albergue permitió atender la emergencia humanitaria generada por la migración de venezolanos desde el  pasado 13 de noviembre.

Por: Diana Alvarado.