Por lo general, cuando tenemos mucho afán y usamos productos para la cara, los aplicamos con pinceles y brochas, que resultan guardadas en un estuche lleno de residuos de maquillaje o en una mesa, recogiendo muchas bacterias que más tarde van a parar en nuestra cara.

Para evitar el desorden y el desaseo vamos a hacer un organizador que nos va a ayudar a que todo permanezca en su lugar y limpio.

Para este proyecto vamos a utilizar los tubos de cartón que tengamos en nuestras casas, los cuales irán pegados a una base de cartón.

Lea también: APRENDA A HACER UN ORGANIZADOR DE CABLES

Paso a paso:

  1. Cortar los tubos de cartón en 8 partes de diferentes tamaños.
  2. En una lámina de cartón hacer un círculo de 20 cm de diámetro y lo recortarlo con tijeras.
  3. Con tela de prendas viejas, forrar la circunferencia y los tubos de cartón, pegando con silicona caliente. Para decorar añadimos una tira de cartulina negra en el borde de cada tubo. Este paso es opcional.
  4. Tomar la circunferencia y pegarla en los tubos verticalmente con silicona caliente.

Este organizador es excelente para guardar lápices, colores, marcadores, o maquillaje y objetos de belleza… Una idea genial que no puede faltar en nuestra casa.