La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un nuevo informe sobre los daños a la salud que produce el uso de vaporizadores y cigarrillos electrónicos.

De esta forma, explicó que “hay muchos tipos diferentes de cigarrillos electrónicos en uso, también conocidos como Sistemas Electrónicos de Suministro de Nicotina, con cantidades variables y emisiones nocivas que de acuerdo con la OMS contienen otras sustancias tóxicas que son perjudiciales tanto para los usuarios como para las personas expuestas a los vapores de segunda mano”.

Según la OMS, se ha descubierto que algunos dispositivos que certifican estar libres de nicotina, en realidad contienen una cantidad considerable de este químico.

La organización resaltó que dichos artefactos son particularmente peligrosos cuando los usan los adolescentes: “La nicotina es altamente adictiva y los cerebros de los jóvenes se desarrollan hasta los veintitantos años. La exposición a la nicotina puede tener efectos nocivos duraderos”.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Lea también OMS decidirá si declara emergencia por coronavirus

Además, remarcó que “los jóvenes que usan vaporizadores tienen más probabilidades de consumir cigarrillos o cigarros convencionales, y está claro que aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas y trastornos pulmonares”.

La Organización Mundial de la Salud detalló que el líquido o aceite que se vaporiza puede quemar al usuario y rápidamente causar envenenamiento por nicotina si se ingiere o absorbe a través de la piel. “Existe el riesgo de que los dispositivos tengan fugas, o de que los niños traguen el líquido, y se sabe que estos dispositivos causan lesiones graves cuando explotan”, detalló el documento.

Para el 10 de diciembre de 2019, Estados Unidos notificó más de 2.409 casos de pacientes hospitalizados y 52 muertes confirmadas. Al menos otros cinco países han iniciado investigaciones para identificar casos de lesiones pulmonares relacionadas con el uso de estos productos.

En este contexto, la OMS recomendó regular estos productos, restringir la publicidad dirigida a los jóvenes y prohibir su uso en espacios cerrados.

Con información de la Agencia Anadolu