Con el fin de construir la verdad y restaurar a las víctimas del conflicto, la Justicia Especial para la Paz, JEP, abrió espacio para la participación de las víctimas en los procesos de investigación.

Para este primer interrogatorio, un sargento del Ejército relacionado con varios casos de falsos positivos, rindió su versión.

La hermana de un joven que fue ejecutado extrajudicialmente fue la primera en participar en el proceso de interrogatorio. La metodología del proceso plantea que las víctimas pueden escuchar en tiempo real las declaraciones del victimario y, además, pueden participar transmitiendo sus preguntas por medio de su representante legal.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Al salir de la sala, la víctima entregó sus declaraciones, por medio de un comunicado de prensa que la JEP dio a conocer.

"Fue un privilegio haber podido estar acá, sé que hubo muchos casos como los de mi hermano y que el suyo se esté aclarando me da mucho orgullo. Me satisface ver que la historia se está contando de otra manera, porque ellos habían deshornado su nombre. Aunque es duro revivir todo, me alivia que la verdad vaya saliendo, la he buscado toda la vida", dice el comunicado.

De esta manera, la JEP busca que dentro de estas diligencias exista un equilibrio entre los derechos de las víctimas a conocer la verdad y tener un resarcimiento al daño causado. Las víctimas que quieran participar en estos proceso deberán comunicarlo a la Sala de Reconocimiento.

La JEP brinda acompañamiento psicosocial antes y durante la audiencia, con el fin de evitar revictimización. A la fecha, 92 comparecientes han rendido su versión ante la Justicia Especial.

Por: Lina Caro