El ciclismo y el deporte colombiano hoy lloran de alegría porque besamos la gloria. Nuestra patria se conmueve con la victoria del menudito joven Egan Bernal, que también le pertenece a todos los colombianos.

Las lágrimas del pequeño Julián son el retrato del júbilo nacional. "Es el primer colombiano que gana el Tour de Francia, entonces acá en Zipaquirá queremos felicitarlo", aseguró el niño amante del ciclismo.

Todos queremos ser como Egan, humildes, trabajadores , berracos y capaces de romper la historia. Una hazaña que es más amarilla que nunca.

"Bendito sea Dios que nos dio ese gran ánimo de tener a ese zipaquireño ahí de campeón en el Tour de Francia", comentó Carlos Riaño, seguidor de Bernal.

Egan nació en Bogotá pero sus raíces son de Zipaquirá, por eso el epicentro de la celebración es el municipio de calles lindas, de hermosos paisajes, ubicado a 42 kilómetros de la capital. Una población que representa muy bien a nuestro héroe Bernal, de pura Zipa, de pura cepa.

Cristina Montaño, seguidora, comentó: "Estamos todos los zipaquireños muy felices y contentos, queremos mandarle un abrazo a Egan y decirle que es nuestro orgullo".

Este es un homenaje a los aficionados que han seguido por siempre en el deporte pedal, a los seguidores que crecieron pegados a los radios y hoy gozan frente a una pantalla.

Por: John Daza

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.