Más de la mitad de los correos electrónicos enviados y recibidos en el mundo son considerados spam.

Una de las herramientas más importantes para la comunicación empresarial es el correo electrónico del que se estima, hay 2.600 millones de usuarios en el mundo.

En promedio, estos envían y reciben alrededor de 205.000 millones de emails al día de acuerdo con un estudio realizado por Radicati Group en 2015.

Allí, se establece que la mayor parte de los correos provienen del mundo empresarial, cuyas cuentas exceden los 108.700 millones de emails diarios, más de un 50 % del total de todos los envíos registrados.

Sin embargo, el porcentaje de spam (correo electrónico masivo, anónimo y no solicitado) en estos envíos es sumamente alto. De acuerdo con cifras de Kaspersky Lab, en lo que va corrido del 2017 el spam ha representado el 56,97 % de los correos enviados o recibidos. Una leve disminución del 1,34 % respecto al 2016 donde se registró que estos correos llegaron al 58,31 %.

En Colombia el panorama es preocupante, de acuerdo con las mismas cifras, el país se encuentra en el listado de los 20 países que más envían spam con un porcentaje del 1.29 % del total de los envíos que se realizan a nivel mundial, una cifra menor respecto al 2016 donde el país registró un 1,50 %. El listado es liderado por Vietnam cuyo índice fue del 12,37 %, seguido por Estados Unidos donde la cantidad de spam es de 10,1 %. China sigue ocupando el tercer puesto con un índice de 8,96 %. Por su parte, Brasil es el país de Latinoamérica que lidera el listado con un promedio de 4,47 %.

De acuerdo con cifras de Mi.com.co, empresa colombiana que brinda servicio de correo electrónico corporativo y quien actualmente administra más de 36.500 buzones, los correos spam que se filtran diariamente dentro de su plataforma representan cerca del 30 %. Por esto, la empresa brinda una serie de recomendaciones para evitar ser víctima de este tipo de mensajes:

  • Compruebe que su servicio de correo electrónico corporativo cuente con antivirus y antispam.
  • Desconfíe de los emails con remitentes desconocidos o asuntos extraños.
  • Evite compartir su cuenta de correo electrónico sitios públicos: páginas web o redes sociales.
  • Verifique las políticas de privacidad de los sitios web antes de brindarles su dirección de correo.
  • No envíe contraseñas o accesos bancaros por Email.
  • Dese de baja o utilice la opción Unsuscribe para las cadenas de mensajes y promociones.
  • Tenga una copia de respaldo de la información.

Para Gerardo Aristizábal, gerente de Mi.com.co, es necesario tener presente que “el spam y el phishing no desaparecerán de internet pronto ya que la característica general abierta y multiplataforma del protocolo en el sistema de Email no se diseñó teniendo en cuenta este posible problema. Por tal motivo, se deben tomar las medidas necesarias para reducir su impacto dentro de los buzones corporativos”. 

Para finales del 2019 se espera que el número de cuentas de correo ascienda a 2.900 millones a nivel mundial y se estima que el número de envíos y recepción crezca un 3 % anual, llegando así a 246.000 millones en los próximos tres años.