La firma del acuerdo de paz con las Farc ayudó a Colombia a consolidarse como un destino turístico de primer nivel, lo que se ha evidenciado en el aumento del número de visitantes extranjeros, informó el jueves un funcionario gubernamental.

“La paz se ha convertido en un impulso muy fuerte para las exportaciones y el turismo. La visión en torno a Colombia es muy positiva”, dijo a periodistas Felipe Jaramillo, director de ProColombia, la agencia gubernamental encargada de promover el turismo y las exportaciones.

Colombia cuenta con una variedad de atracciones que incluyen playas, montañas, selvas, nieves, avistamiento de aves y ciudades con una gran oferta de servicios y posibilidades de compras.

Por esta razón, durante el 2016 se recibió a cerca de 5 millones de turistas, un aumento del 14,5 % en comparación con el 2015, mientras que el sector se situó como el segundo generador de divisas con 5.866 millones de dólares después del petrolero, superando exportaciones tradicionales como las de café, flores y banano.

En los primeros cuatro meses del 2017, se recibió 1,98 millones de turistas, un incremento de un 43 % en comparación con el mismo periodo del año pasado. Los principales visitantes proceden de Sudamérica, Estados Unidos y Europa.

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia firmaron el año pasado un acuerdo de paz para acabar con un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

El conflicto armado y las permanentes advertencias que países como Estados Unidos y los integrantes de la Unión Europea hacían a sus ciudadanos para que se abstuvieran de visitar Colombia por razones de seguridad impidieron el crecimiento del turismo en los últimos años.
Las principales aerolíneas de América y Europa incorporaron en sus rutas a Colombia directamente o en alianzas, mientras que las más importantes cadenas hoteleras del mundo tienen actualmente presencia en el país.