En esta temporada de vacaciones los accidentes caseros originados por caídas, quemaduras, intoxicaciones o golpes tienden a aumentar por la permanencia de los menores de edad en las casas.

Durante el receso escolar de mitad de año de 2018, el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias, Crue, atendió 98.400 casos. Los padres y cuidadores deben tomar nota de las siguientes recomendaciones de los expertos.

Las principales recomendaciones tienen que ver con las precauciones que se deben tener en las cocinas:

"No se deben acercar a la estufa, pero si se acercan pues por eso es necesario que no tengan el mango hacía afuera las sartenes sino hacia adentro para que nadie se tropiece y los líquidos que estén hirviendo en las ollas pues deben estar en la parte de atrás y lo mismo con las frituras", advirtió Nicolás Corredor, médico de Gestión del Riesgo de la Dues.

El baño es otro espacio de frecuentes incidentes:

"No dejar medicamentos, no dejar las cuchillas al alcance de las manos de ellos, no dejar tampoco que el piso esté húmedo o si éste está húmedo pues es necesario poner el tapete de baño o las cintas antideslizantes para que ellos no se caigan y tener también los pasamanos, esto le sirve a los menores de edad y a los adultos mayores", agregó Corredor.

Evite tener sillas u otros elementos en donde los niños puedan subir cerca de las ventanas.

"Si tienen ventanas, sobre todo en apartamentos, pues que estas tengan limitación en la apertura o algún tipo de seguros a los que ellos no puedan acceder para que no puedan tener accidentes de caídas hacia el exterior", añadió el funcionario.

En lo que va corrido de 2019 han sido necesarios 1.602 traslados por estos incidentes. Algunos de los casos más frecuentes se deben a intoxicación. La recomendación es no reenvasar productos.

"Sobre todo si son líquidos cáusticos que puedan quemar tanto la piel como las vías digestivas en el caso de ingerirlo, ni tampoco un elemento que le pueda ser tóxico porque ellos van a creer que es un jugo o que es una gaseosa y lo van a ingerir. La otra recomendación es no dejar monedas ni canicas al alcance de ellos porque ellos se las meten a la boca", puntualizó Corredor.

Ante cualquier emergencia, evite medicarse y comuníquese con la línea 123.

Por: Natalia Valencia