Las protestas en Chile han dejado al menos ocho personas muertas. Las primeras tres víctimas se registraron en las primeras horas de este domingo debido a incendios en supermercados. Las otras cinco resultaron fallecidas en un incendio en una bodega, según informó la prensa local.
El general Javier Iturriaga del Campo, nombrado por el presidente chileno Sebastián Piñera como jefe de la defensa nacional en medio del Estado de Emergencia, declaró para este domingo, y por segundo día consecutivo, un toque de queda.
“A partir de las 7 de la tarde (hora local) esperamos que esto esté en calma y estemos todos en nuestras casas”, indicó el general del Ejército en una rueda de prensa.
Iturriaga del Campo aseguró que la medida aplicará hasta las 6 de la mañana del próximo lunes para la ciudad de Santiago de Chile. “Hay nuevos desórdenes en las calles y es algo que debemos evitar. Nuestra principal preocupación es proteger la vida no intimidar”, añadió.
Las autoridades locales indicaron que el toque de queda para las ciudades de Valparaíso y Concepción regirá desde las 8 p.m., del domingo, hasta las 6 a.m. del lunes.
Las manifestaciones iniciaron en contra del alza a las tarifas del metro de Santiago de Chile que, pese a haber sido suspendidas por el presidente Sebastián Piñera, se han extendido hasta este domingo.
Piñera declaró el Estado de Emergencia, el pasado viernes, para las provincias de Santiago y Chacabuco y las comunas de Puente Alto y San Bernardo en la región metropolitana. La medida no tenía precedentes desde la dictadura de Augusto Pinochet.
Durante las protestas, los manifestantes incendiaron un tren en la estación del metro Elisa Correa de la capital chilena y se han presentado enfrentamientos en los alrededores del Palacio de La Moneda.
Los incidentes durante las manifestaciones también han incluido incendios en las estaciones Macul y San Pablo del metro de Santiago.
Algunos sitios donde se han presentado enfrentamientos entre fuerzas de la Policía y manifestantes son la plaza Italia, la plaza Brasil y la plaza Baquedano de Santiago de Chile, y en las inmediaciones del Congreso en Valparaíso.