El problema de las riñas en la ciudad va más allá del alto número que se registró en 2016. Según la línea de seguridad y emergencias 123 alcanzaron las 505.000 llamadas. Aproximadamente el 94% de las lesiones personales y el 86% de los homicidios, inician con riñas. `Por eso queremos invitarlo a seguir estos cinco sencillos pasos para evitarlas y mediar si es necesario.

  1. Retire al "peleador"

Es más fácil apagar a la gente llevándola lejos de la candela. Saque a la “promesa del boxeo” del lugar de la pelea y llévelo a un lugar seguro. Hágalo, además, sin agresividad.

  1. Calma ante todo

Invite a su amigo a que respire con usted. Inhalen y exhalen juntos, profundo y despacio. Si  no está receptivo, fresco:  asegúrese de controlar su propia respiración y sus emociones, para transmitirle tranquilidad.

  1. Conciliar

Háblele de igual a igual, sea muy cordial y trate de conciliar. No sea condescendiente y tampoco actúa como si mandara el juego. Póngase en los  zapatos del peleador. A final de cuentas, el problema no es lo que él siente, sino la forma en la que piensa resolverlo.

  1. Escuche sin juzgar

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Primero, escuche lo que tiene que decir su amigo. Deje que descargue su rabia con palabras y tal vez así evite hacerlo a puño limpio. Cuando haya terminado, hable usted.

  1. Quédese con él, ofrézcale un dulce o un vaso de agua y ponle humor a la situación para bajar la presión.