Pxhere

Unos 2.359 tigres fueron asesinados o contrabandeados a lo largo de 32 países y territorios desde el comienzo del milenio, lo que equivale a 124 tigres cada año, según un informe de la ONG de defensa de los animales salvajes TRAFFIC.

En su informe titulado ‘Piel y huesos sin resolver’, TRAFFIC observó una tendencia general que se presentó entre el año 2000 y el 2018. El reporte también enumeró las amenazas más urgentes que enfrentan los tigres.

India, Tailandia e Indonesia son los países donde tuvo lugar la mayor cantidad de caza furtiva.

“India, Tailandia e Indonesia registraron el mayor número de tigres incautados durante el periodo de 19 años, con 626 (26.5%), 369 (15.6%) y 266 (11.3%), respectivamente”, mostraron las cifras registradas por la organización.

Además de los tigres vivos, el animal también es cazado furtivamente por su piel, huesos, garras y dientes, que son vendidos en el mercado asiático para la industria de la medicina tradicional o para fabricar artículos de colección.

“La gran mayoría (66,2%) de los tipos de productos incautados involucran diferentes partes del tigre (huesos, dientes, etc.), mientras que las pieles solo representaron el 40% del total de partes de tigre incautadas entre 2000 y 2018″, señaló el documento.

Debido a estas prácticas, sumado a la desaparición de su habitad y la intervención humana, no quedan tigres en Camboya.

Por su parte, India tiene 2.226 tigres; Rusia, 433; Indonesia, 371; Malasia, 250; Nepal, 235; Tailandia, 189; Bangladés, 106; Bután, 103; Birmania, 22; China, nueve; Vietnam, cinco; y Laos dos tigres.

TRAFFIC es una organización no gubernamental que trabaja a nivel mundial para combatir el comercio de animales y plantas silvestres en el contexto de la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible.

En alianza con Kien y Ke.