La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) rechazó la posible activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar) para Venezuela.

En el marco del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), 12 países de la región aprobaron el pasado 11 de septiembre, por iniciativa del Estado colombiano, la convocatoria del Órgano de Consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar).

En ese sentido, el ministro para la Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, dijo este martes que el "el Tiar es un instrumento anacrónico y falaz, un subterfugio diseñado por el imperio norteamericano para garantizar sus propios intereses hegemónicos", señaló en un comunicado.

“La insólita decisión de calificar a Venezuela como una amenaza a la paz y seguridad hemisférica, desnuda flagrantemente a los verdaderos desestabilizadores de la región, quienes apelan a este mecanismo injerencista para escalar su campaña de agresión, que aunada al inmoral bloqueo económico-financiero, ahora asoma el uso de la fuerza a fin de alcanzar sus infames ambiciones”, añadió el comunicado.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Lea también Conductores de Uber no podrán perder licencia por 25 años: Corte

Según Vladimir Padrino Lopez, la posible activación del Tiar tendría nefastas consecuencias en toda Suramérica, “erigida en la última década como una zona de paz, convirtiéndola contrariamente, en una zona de guerra”. 

El Tiar es un tratado firmado en 1947, después de la Segunda Guerra Mundial, que pretende que haya un compromiso de defensa mutua entre algunos de los países de América.

El Consejo Permanente de la OEA es el mecanismo donde se determina si existen las condiciones para convocar al Órgano de Consulta de los integrantes del tratado.

Según el Artículo 2 del tratado, “el órgano se reunirá sin demora” con el fin de examinar las medidas que puedan adoptarse colectivamente para solucionar la situación que dio origen a las consultas. Estás medidas deberán ser aprobadas por dos tercios de los Estados miembro del tratado.

Con información de la Agencia Anadolu