La construcción de vivienda para las clases menos favorecidas de la ciudad ha sido una meta de Gobierno en las últimas alcaldías y aunque el déficit habitacional se ha reducido, aún hace falta mucho para lograr que los habitantes de la ciudad con menos recursos tengan su casa propia.

En los gobiernos de Samuel Moreno y Gustavo Petro se pusieron metas ambiciosas con bajos cumplimientos. Sin embargo, Enrique Peñalosa ha avanzado en dos mega proyectos que prometen generar un avance sin precedentes, en la construcción de vivienda y la generación de espacio público de calidad.

Uno de los proyectos es Lagos del Tunjuelo, ubicado en la zona sur de la ciudad. Allí los daños ambientales han sido la constante originados por varios factores; la desviación del cauce del río, las excavaciones a cielo abierto y el desarrollo no planificado de la ciudad.

“Hay que desarrollar todo el tema de reconfiguración del río, crear todas las condiciones de suelos y recuperar estos huecos gigantescos que se habían creado por las minas y recuperar toda la morfología de la zona, que para recuperarla se requiere toda la tecnología”, explicó Andrés Ortiz, secretario de Planeación.

Hombre partero por tradición familiar

¿Qué no caben los hombres en ciertos roles? Este partero busca que se revalúen las concepciones masculinas. Más historias en www.conexioncapital.co

Publicado por Canal Capital en Domingo, 16 de diciembre de 2018

Por eso, para el actual Gobierno, este proyecto es sinónimo de esperanza, de renacer y un nuevo comienzo para unas 60.000 familias que habitarán esta zona de Bogotá.

Lagos del Tunjuelo será el corazón del sur en menos de una década. Resolverá un problema que por años ha tenido desarticulado a varias zonas de la ciudad y que le dará la oportunidad a más de 200.000 personas de estratos 1, 2 y 3 tener vivienda propia.

“Es un proyecto que va a permitir y volverse el nuevo centro. Va a permitir que las comunidades de Ciudad Bolívar, Usme, Rafael Uribe y Tunjuelito estén integrados, porque durante años han existido en la mitad unas minas que han hecho que estos barrios estén desintegrados”, sostuvo Ortiz.

Se intervendrán 415 hectáreas en donde se ubicarán 60.000 viviendas, un parque metropolitano, un 30 % más grande que el Simón Bolívar, 38 kilómetros de ciclorrutas, colegios, centros de salud y 5.2 km de vías interconectadas con la Caracas y la Boyacá.

El proyecto cuenta con el respaldo del Gobierno Nacional y una inversión de 550.000 millones de pesos aportados por privados.

Lagos de Torca y Lagos del Tunjuelo serán dos proyectos integrales, sostenibles y ecológicos, en el sur y en el norte de la ciudad que le cambiarán por completo la vida a miles de ciudadanos.

La iniciativa de Lagos de Torca está ubicada entre las calles 183 y Chía y entre la carrera Séptima y la extensión de la avenida Boyacá. Promete ser una opción de vivienda para los menos favorecidos.

El 66 % de las familias de estratos bajos de la ciudad han tenido que buscar como alterativa de vivienda en municipios lejanos a la ciudad, lo que les impide poder pasar más tiempo con sus familias, y los hace gastar más de lo necesario en transporte. Es por esto que Lagos de Torca y Lagos de Tunjuelo serán dos importantes alternativas para este problema que tiene hoy la ciudad.

Será un proyecto que contará con un parque 1.3 veces más grande que el Simón Bolívar, nueve quebradas restauradas, ciclorrutas, un espacio de 43 manzanas para construir nuevos colegios públicos, centros de salud y un hospital más grande que el Simón Bolívar.

“Son 1.800 hectáreas de suelo que se encuentran en el norte de la ciudad y al menos 600 son para espacio público como parques, vías, ciclorrutas, y el parque metropolitano Guaymaral. Y se desarrollarán 128.000 unidades de vivienda de las cuales la mitad serán viviendas de interés social, y de interés prioritario”, aseveró Camilo Cardona, subsecretario jurídico de la Secretaría de Planeación.

Este proyecto se había planteado en el POT del año 2000, y desde ese momento se hicieron intentos para empezar hacerlo realidad, sin embargo, la falta de recursos mantuvo frenada la iniciativa.

Sólo hasta la llegada de Peñalosa a la Alcaldía se logró gestionar con el sector privado la inversión de recursos, que hoy tiene rodando esta megaobra que le cambiará la cara al norte de la ciudad.

En este momento, el terreno que se ha recibido equivale a casi dos veces el parque El Tunal y ya se han entregado en efectivo y garantías bancarias 54.000 millones de pesos. Para finalizar este año se espera llegar a los 600.000 millones de pesos.

Al finalizar esta administración, se tendrá en ejecución y venta proyectos de 90.000 viviendas, de las cuales 17.000 serán de interés prioritario y 26.000 de interés social. En el 2021 se espera que las familias ya puedan disfrutar de este espacio renovado.

Estos dos proyectos sellarán con broche de oro los dos extremos de nuestra ciudad, creando mejores oportunidades de vida, generando espacios sanos donde prime la educación, la cultura, el deporte, el entretenimiento y las oportunidades para todos.