Luego de la apertura de la urna centenaria, la llave quedó bajo el cuidado del archivo de Bogotá hasta este martes 3 de marzo del 2019, en donde fue entregada al Museo de Bogotá en una ceremonia con presencia de Raúl Buitrago, secretario general de la Alcaldía y Mauricio Uribe, director del IDPC.

Esta llave fue una de las tres fabricadas en Francia a comienzos del siglo XX y que permitió abrir el 2010 la llamada urna centenaria de 1910, en la que se encontraron diversos documentos alusivos a los festejos del centenario de la Independencia de Colombia.

“Para conmemorar y para recordar cuáles eran las costumbres y los hábitos y la forma que tenía de relacionarse los bogotanos en esa época, y cuáles eran las fotografías de los recuerdos urbanísticos, el diseño arquitectónico que primaba en la Bogotá de la época”, señaló Raúl Buitrago, secretario general de la Alcaldía.

Esta pieza se suma a la colección de la sala de las urnas y sirve de antesala de lo que será la reapertura de la casa de los siete balcones del Museo de Bogotá.

“Este museo está por cumplir 50 años, era el antiguo Museo de Desarrollo Urbano creado en el 1969, y que recogía eso, una primera intención de recoger la memoria de la ciudad. Hoy entendemos como el museo de ciudad, que reflexiona permanentemente sobre el pasado, presente y sobre todo el futuro”, destacó Mauricio Uribe, director del IDPC.

La celebración de estos primeros 50 años del Museo de Bogotá está prevista para finales del primer semestre del año.

Por: Cultura y entretenimiento.