Agencia Anadolu
El Vaticano anunció este sábado que el papa Francisco expulsó del sacerdocio a otros dos obispos chilenos por "abusos a menores".

Se trata de los obispos Francisco José Cox Huneeis, arzobispo emérito de La Serena, y de Marco Antonio Órdenes Fernández, emérito de Iquique.

Un comunicado de la máxima instancia de la Iglesia católica indicó que el castigo llegó "como consecuencia de actos manifiestos de abusos a menores".

Tolerancia cero con la pedofilia

El anuncio se hizo cuando el presidente chileno se encuentra en el Vaticano en una visita oficial. El mandatario dijo que durante la reunión con el papa abordaron el tema de la crisis que vive la Iglesia católica en Chile.

El Vaticano también emitió un mensaje oficial luego del encuentro. En un comunicado indicó que los dos líderes abordaron "la dolorosa herida de los abusos a menores, subrayando el compromiso de todos en la colaboración para combatir y prevenir la comisión de estos crímenes y su ocultamiento".

La expulsión de estos dos últimos obispos hace parte de una ofensiva de la Iglesia contra los abusos de menores y una política de "tolerancia cero" con la pedofilia.

Otros casos

El 28 de septiembre la iglesia también expulsó a Fernando Karadima, de 88 años, formador de varios obispos.

La Fiscalía chilena también está investigando a más de 100 servidores de la Iglesia católica que han sido denunciados por cometer crímenes sexuales, ya sea como autores directos o encubridores de los hechos.

El ente investigador le pidió al Vaticano información sobre estos crímenes, pero el presidente Piñera se negó a hablar del tema ante los medios.