Con el fin de brindar tranquilidad a la ciudadanía durante la temporada taurina que se llevará a cabo entre el 20 de enero y el 18 de febrero, la Alcaldía Mayor de Bogotá tomará medidas en la Plaza La Santamaría y alrededores, para garantizar que las jornadas transcurran en medio de convivencia pacífica y sin afectar el orden público.

“Teniendo en cuenta que en una sociedad libre habrá posiciones encontradas porque este es un tema sensible, hacemos un llamado a la ciudadanía para que no nos agredamos y así poder estar pacíficamente durante esta temporada. No queremos ni permitiremos violencia, vías de hecho o vandalismo”, aseguró el secretario de Gobierno, Miguel Uribe.

Para cada jornada se dispondrá de más de 2.000 miembros de la Policía (incluyendo personal no uniformado de investigación judicial), quienes contarán con el apoyo de gestores de convivencia del Distrito. La zona estará bajo el monitoreo permanente del helicóptero Halcón y drones.

Además, se instalarán dos Puestos de Mando Unificado para coordinar en todo momento las acciones que se adelantarán, la cuales contarán con el acompañamiento de la Personería Distrital.

Asimismo, las autoridades prestarán especial atención a malparqueados y comercialización o consumo de bebidas alcohólicas en el espacio público, aplicando el Código Nacional de Policía y Convivencia. La Alcaldía Mayor ha asignado a tres inspectores de policía para atender y sancionar las violaciones a la norma.

Por su parte, funcionarios de Bomberos y del Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger) estarán preparados para atender cualquier eventualidad dentro y fuera de la Plaza La Santamaría.

“En el sector las autoridades facilitarán el paso de residentes de los barrios aledaños a la plaza, así como de empleados y visitantes de establecimientos de comercio, mientras que los restaurantes de la zona funcionarán sin restricción. Esto se hará de manera organizada y con documentos de identificación”, afirmó Uribe.

Adicionalmente, en las últimas semanas las autoridades distritales han abierto espacios de diálogo con los residentes de barrios aledaños a la plaza, colectivos animalistas y la comunidad taurina, para evitar actos de violencia y vías de hecho durante las jornadas.