El próximo jueves empieza la venta de boletas para el Mundial de Rusia 2018. Foto: Sitio oficial de la FIFA.

Las entradas se venderán en dos etapas y la primera incluirá un período de presentación de pedidos del 14 de septiembre al 12 de octubre. Los interesados podrán presentar solicitudes de compra de boletas para partidos puntuales, para una sede específica o para seguir a un equipo en su primera fase.

Los pedidos de entradas sólo podrán hacerse a través de la página oficial de la FIFA y todos los que los hayan presentado durante esta primera etapa de ventas serán informados del resultado de sus solicitudes el 16 de noviembre.

La primera etapa concluirá con un lapso entre el 16 y el 28 de noviembre, en el que las boletas estarán disponibles en base a un sistema de “quien primero llega, primero elige”.

“Hemos puesto en marcha un sistema de entradas que permite a todos los seguidores una posibilidad justa de asegurarse boletas”, dijo la secretaria general de la FIFA, Fatma Samoura, en un comunicado.

La segunda etapa de venta de entradas también está dividida en dos períodos. El primero va del 5 de diciembre al 31 de enero, en el que las ubicaciones se asignarán mediante un sistema al azar. Finalmente, del 13 de marzo al 3 de abril del año próximo se venderán remanentes, nuevamente con la metodología “quien primero llega, primero elige”.

También habrá ventas “de último momento” entre el 18 de abril y el 15 de julio, día en que se disputará la final de la Copa del Mundo, que implementará otra vez el sistema de selección prioritaria.

Todos los asistentes a los encuentros del Mundial, que comenzará el 14 de junio, necesitarán un documento de identificación oficial o “FAN ID”, requerido por las autoridades rusas, que incluye beneficios como entrada al país sin visa y uso gratuito de transporte público los días de los partidos.