Durante los próximos tres años, la Agencia de Cooperación Internacional de Corea del Sur Koika compartirá sus conocimientos en modelos de economía y en reubicación de vendedores, lo que ha permitido que la capital coreana sea un modelo de ciudad organizada y auto sostenible.

Así quedó consignado tras la firma este martes de un acuerdo entre la Agencia de Cooperación y el Instituto Para la Economía Social (Ipes) de Bogotá.

“Con esta firma queremos robustecer la oferta institucional que tiene la entidad para mejorar la calidad de vida de los vendedores informales”, informó María Gladys Valero, directora general del Ipes.

“Este acuerdo nos va a permitir a través de la ciencia, la tecnología e innovación buscar nuevas alternativas para la economía informal”.

El propósito final es generar nuevas alternativas comerciales para los vendedores informales.
Emprendimiento, inserción laboral y empoderamiento empresarial serán otro de los temas que se trabajarán en Bogotá con la asesoría coreana.

“Queremos sumar esfuerzos para reducir los índices de pobreza y generar alternativas para las personas que más lo necesitan”, aseguró Bongsoon Jang, director de la Agencia Koika.