Luego de que se conociera la noticia de una joven de 25 años que falleció en el Hospital San Ignacio de Bogotá a causa de rabia tras haber sido mordida por un gato, las autoridades distritales prendieron las alarmas y dieron recomendaciones para evitar que este virus se promueva.

Teniendo en cuenta que la mordedura del animal ocurrió en la provincia del Tequendama, en el departamento d Cundinamarca, la Secretaría de Salud descarta que el virus esté en la ciudad, por lo que, una vez se conoció este caso, se procedió a intervenir tanto la institución en donde fue atendida, como la veterinaria y las personas que tuvieron contacto con el animal para así proceder a la vacunación y al proceso de control y mitigación de la enfermedad.

Debido a este caso, la Secretaría de Salud da unas recomendaciones para saber cómo tratar una situación de estas y cuáles son los requisitos que debe cumplir el animal:

– En caso de ser víctima de la mordedura de un perro o gato es importante que acuda inmediatamente a un centro médico.

– Es importante que tenga en cuenta que las mordeduras son catalogadas como una urgencia.

– Tenga en cuenta los antecedentes tanto del animal como de la persona

  • Todo canino y felino que salga de la ciudad debe contar con la vacuna antirrábica aplicada, en un periodo menor a un año.

Según datos oficiales, desde hace 25 años no se presenta un caso identificado de rabia humana y desde hace 16 un caso de rabia animal.