Luego de 17 años de esta radicado fuera del país, Camilo Díaz decidió volver a Bogotá  con la infortuna de haber vivenciado una situación que le dejó siete días de incapacidad, tras haber sido víctima del abuso de autoridad por parte de un uniformado de La Policía.

Según el relato de este ciudadano norteamericano, los hechos ocurrieron una vez salió de un sitio nocturno ubicado al occidente de la ciudad, cuando quiso grabar cómo unos uniformados estaban agrediendo a un joven.

Una vez los policías involucrados se percataron de esto, aprehendieron a Camilo y fue llevado a un CAI de Kennedy, en donde no se le justificó la razón por la que había sido trasladado a allí, simplemente recibió como respuesta que esto le pasaba “por sapo”.

Una vez salieron del CAI para ser trasladado a la UPJ, Camilo comenta que llamó a su hermano para comentarle la situación y en ese momento uno de los policías lo golpeó y le tiró el celular al piso.

Ante esta situación, Camilo ya presentó las denuncias pertinentes ante los entes de control y fue incapacitado por siete días por parte de Medicina Legal.

La Policía de Kennedy confirmó que se encuentra investigando lo sucedido y aseguró que prestará la colaboración pertinente para esclarecer la situación.