A pocos días de que se venza la resolución que permite la circulación de los buses provisionales por la ciudad, la Secretaría de Movilidad estudia un decreto para ajustar las tarifas de los buses públicos, el cual podría subir entre 50 y 100 pesos en los próximos días.

De este modo, el costo del pasaje pasaría de 1.600 a 1.650, lo cual empezaría a regir una vez el alcalde Enrique Peñalosa firme el decreto.

“Lo que nosotros hicimos fue un acuerdo con la ley publicarlo durante 4 días, ya recibimos observaciones y a partir de eso pasará a la cocina del Alcalde para su firma, luego de esto ya se podrá aplicar la nueva tarifa”, aseguró el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo.

La medida se da luego de que en el último año se calcularan los costos de operación de estos buses tradiciones, pues hubo un incremento del 12 % en los combustible, del 7 %en los salarios y en la mayoría de insumos, lo cual lleva a lleva a calcular que va a haber un incrementos cercano al 6 % en la tarifa.

Cabe resaltar que esta alza no afecta las tarifas de TransMilenio y SITP.