Este jueves se conmemora el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y el Maltrato en la Vejez y por esta razón la Secretaría de Integración Social realizó un estudio para evidenciar la actual situación por la que atraviesan los adultos mayores en Bogotá.

Según se logró determinar, en lo corrido del año se han registrado en comisarías de familia 555 denuncias de personas mayores por violencia intrafamiliar, un promedio de 4 casos diarios, siendo Bosa, San Cristóbal, Engativá y Kennedy las localidades en donde más de evidencia esta problemática.

“Desafortunadamente la personas mayores son víctimas de violencia al interior de la familia, especialmente por el abandono, el maltrato físico y psicológico que continuamente da la familia al adulto mayor”, agrega Ángela Guzmán, comisaria de familia de localidad de Teusaquillo.

Las autoridades aseguran que en Bogotá hay 36 despachos de las Comisarías de Familia dispuestas por la Alcaldía de Bogotá para que estas personas interpongan las respectivas denuncias o, en caso de que su estado de salud no se lo permita, la alerta será recibida por cualquier persona que tenga conocimiento de la situación de maltrato a estas personas.

“En el caso de personas mayores podemos ordenarle al agresor el desalojo del lugar de la vivienda y la primera de ellas es ordenarle que cese todo acto de agresión o violencia en contra de la adulto mayor”, agrega.

En Bogotá hay 902.000 personas mayores de 60 años. De ellas 81.180 han sido víctimas de maltrato, es decir el 9 % del total de la población y cada día se abandonan en promedio dos personas mayores en la red hospitalaria de la ciudad.

Según datos de las Comisarías de Familia después de los niños son las personas mayores las principales víctimas de la violencia intrafamiliar.