Estadio Nemesio Camacho El Campín.

Finalizó el torneo regular en Colombia. 20 fechas que dejaron a Cortuluá y a Tigres en la categoría B. Grandes decepciones como el Deportivo Cali y el Independiente Medellín que no respetaron su tradición y se quedaron por fuera de la lucha de la estrella de navidad.  Un Once Caldas que no encontró en Francisco Maturana el líder que buscaban y arrancará el 2019 con la una sombra preocupante: el descenso.

Si hablamos de regiones, Bogotá va pasando el año. Millonarios, Santa Fe y Equidad se clasificaron a los ocho. El Caribe colombiano pondrá en la pelea al Junior y  Jaguares. Antioquia y el Valle del Cauca serán representados por Atlético Nacional y América de Cali respectivamente. Y por último, el Deportes Tolima dará la pelea por el Tolima grande.

Un torneo que sobrevivió pese a estadios que no tienen iluminación, camerinos improvisados  y trastocado por cierres de estadios que se prestan para espectáculos y equipos que compiten en torneos internacionales, lo cual parece un problema y no una motivación.

Pero volvamos a lo deportivo, especialmente a los equipos de Bogotá, ciudad que por lo menos tendrá asegurada la presencia de uno de sus representantes en una semifinal.

Sin duda la serie que pinta más favorable es la de Santa Fe. Los cardenales han tenido un torneo regular, con un fútbol tal vez poco vistoso pero muy efectivo. A pesar que Santa Fe marca pocos goles, la realidad también dice que hacerle un gol es una tarea aún más complicada. Los rojos llegan como el mejor visitante y esperan una victoria luego de una seguidilla de empates que no gusta al hincha justo al inicio de las finales. El primer rival para llegar a la décima estrella será Jaguares de Córdoba, equipo que se salvó del descenso y quiere “estorbar” a Santa Fe. La obligación es del rojo, quien debe hacer valer su historia y jerarquía en estas instancia definitivas.

Entre tanto, Millonarios y Equidad disputarán la otra llave. Luego de algunas campañas no muy buenas, Equidad volvió a sonar en las finales. El equipo asegurador ha mostrado fortalezas defensivas y su arma más letal en el ataque es el chocoano Carmelo Valencia, goleador del equipo que espera vulnerar la defensa del equipo embajador. Equidad busca su primer título en la Liga Águila.

Mientras tanto, Millonarios llega en alza. 36 puntos lo muestran como un candidato silencioso pero peligroso para pelearle a los grandes en contienda. Especialmente Junior y Nacional que se perfilan como favoritos en sus llaves contra América y Tolima respectivamente. Ayron del Valle llega en racha y su línea de volantes se está entendiendo para surtir a sus delanteros. Los azules tienen la obligación, vienen en alza y su hinchada se deberá hacer sentir en los dos partidos para lograr ese sueño llamado estrella número 15.

Es una buena noticia para Bogotá. Lograr meter 3 equipos en las finales muestra la solidez de sus procesos. Por la llave disputada entre Equidad y Millonarios, mínimo un bogotano estará en semifinales. Esperamos entonces respondan a la exigencia del torneo y dejen la estrella de navidad 2.600 metros más cerca de las estrellas.

Gustavo Caraballo

Editor Digital