Venezuela's President Nicolas Maduro (2nd R) speaks during a meeting with members of the Constituent Assembly in Caracas, Venezuela August 2, 2017. The text in the back reads, "Heroic Venezuela". Miraflores Palace/Handout via REUTERS ATTENTION EDITORS - THIS PICTURE WAS PROVIDED BY A THIRD PARTY.

Partidarios del presidente venezolano, Nicolás Maduro, celebraban el viernes la instalación de una controvertida asamblea constituyente en el Palacio Federal Legislativo de la capital, en medio de cuestionamientos sobre su legalidad y del rechazo del Congreso, controlado por la oposición.

En un ambiente festivo, los asambleístas entraban a la sede con rosas rojas y cargaban cuadros de Chávez y Bolívar, como habían prometido que colgarían de nuevo en el edificio, luego de que fueron retirados tras el triunfo parlamentario opositor en 2015.

En los alrededores del palacio, camiones con música y personas con camisetas rojas -símbolo del oficialismo- esperaban para ver la llegada de los integrantes de nuevo cuerpo.

El presidente del Parlamento, el opositor Julio Borges, publicó un video en su cuenta de Twitter para denunciar que las puertas de un salón patrimonial del Palacio Legislativo habían sido violentadas por partidarios del gobierno para la instalación de la asamblea constituyente.

La oposición no participó en la elección para elegir los 545 asambleístas, la que calificaron como un “fraude”.