Un cultivo de plantas aromáticas, ornamentales y de algunas hortalizas se convierte en una terapia alternativa para los pacientes de la Unidad de Salud Mental La Estrella de la Subred Integrada de Servicios de Salud Sur E.S.E.

“Las actividades que se desarrollan en la huerta están relacionadas con el sembrado, abono y cuidado de las plantas. Las aromáticas y las hortalizas se usan para consumo interno tanto de los profesionales de la salud como de los mismos pacientes”, indicó Myriam Romero, jefe de la Unidad.

Mediante esta alternativa se pretende, además, que las personas se sientan más funcionales en sus quehaceres y así conseguir que sean productivos, por ello también se abre el espacio para que compartan con sus familias en torno a la huerta hospitalaria en sesiones de una o dos horas.

Para Liliana Andrea Ortiz, líder del proceso de Salud Mental, la rehabilitación busca que los pacientes se conviertan en personas autosuficientes y eviten ser excluidos en cualquier escenario, porque con las habilidades que adquieren en la parte agrícola puedan desempeñar un oficio relacionado en este campo.

“Los pacientes de salud mental tienen más barreras de acceso frente a un desarrollo en la sociedad, por eso con la rehabilitación se pretende que sean auto sostenibles y que jueguen un rol en la sociedad y sean incluidos”, precisó Ortiz.

*Con información de www.bogota.gov.co